jueves, 3 de julio de 2008

Berenjena, la EX gata del pastito

Bere se fue. Bere murió. El señor se la llevó.

Mentira. Bere no se fue, ni se murió, pero un señor sí se la llevó. Un chico de la Pontificia Universidad Católica del Perú, amigo de Colo. Nos la arrebató de las manos. Pobre Berenjena, no quería dejar el pasto. El pasto que ya no es pasto, porque lo han quitado, pero según Colo el próximo ciclo va a estar como nuevo. Ojalá.

En fin, Bere siguió haciendo de las suyas. Aunque salió de su mundo de perdición de Barranco, nunca pudo librarse del todo. Seguían sus escapadas nocturnas a juerguear en el TekilaRock de la Marina con sus amiguines mininos, mientras nosotros estábamos en nuestras casas estudiando como buenos PUCPenses.

Nos enteramos de sus escapaditas y nos dolió en el alma. Bere era ya de nuestra familia pastal, sin embargo queríamos también lo mejor para su salud. Justo Colo tenía un amigo, que tenía un amigo, que tenía un amigo, que su tío tiene un reformatorio para gatitos sin hogar. Se llama: “Gatitos sin Hogar S.A.”. Ahí van a hacer que deje el alcohol y el mal vivir y que empiece a hacer cosas productivas, como tejer chalinas o algo así.

Esperemos que ahora sí sea el fin de la mala Berenjena y evolucione en una buena gata, como un pokemón. Aún así la vamos a extrañar mucho. El pasto no es el mismo sin ella.

Estamos contigo, Bere.

2 comentarios:

Mariana·* dijo...

Ay, sí! bere! se fuee, pero ojalá se recupere!!!Beso :)

Andrea Llinás Vahos dijo...

Joaquilin puedes apostar que el pasto estara verde y reluciente para el nuevo ciclo :) y Audrey Hepburn (el alter ego de bere) nos va a ir a visitar :D