miércoles, 26 de noviembre de 2008

Una flor y un chocolate

Hoy camino y es diferente
Porque las estrellas me acompañan
Pido un deseo de vez en cuando
Mientras corro por la autopista
Dejando atrás la urbanidad
Asustada

Hoy aprecié la puesta de sol
Eso anuncia un verano de aquellos
De los que se quedan marcados
Brisa del mar impregnada en mis manos
Ilusiones que crecen y desaparecen
Soñadora

Verano irritante, ¿qué esperas de mí?
No soy un número ni un ser inanimado
Juegas y juegas y yo siempre a un lado
Viento en mi cuerpo, arena en mis zapatos
No me provocas más que lágrimas fúnebres
Ilusa

Con las princesas no se juega
Yo no soy una de ellas
Pero creo en el príncipe
De los cuentos de hadas
Que llega y me rescata
Espera

Ya son varios días, estrella
Mi sueño aún no se cumple
Pero admiro tu compañía
Siembre brillante y amarilla
Contrastas con lo negro de las pesadillas
Fiel

Tengo miedo y ganas simultáneamente
Quiero cerrar mis ojos y despertar sonriente
Un anhelo e invasión que me aplasta
Cuando quiero conciliar el sueño
En una oscuridad que no basta
Fantasma

Voy camino a mi recinto
Donde espero pacientemente
Un día se cumplirá mi deseo
Encontraré en mi ventana una flor y un chocolate
Y un beso de por medio
Abstracta

Me gustaría no llegar jamás
Que nada acabe nunca
La infinidad es, para mí, necesaria
Yo espero entusiasmada
Sin tener que esperar nada
Sola

Ven, inmune, cubre mi cara
No me veas nunca así
Con ojos marrones
Sin nada que decir
Mordiéndome los labios
Muda

Y es que soy sólo una sola y triste fantasma
Que anda de errante, perdida y asustada
Soñadora como todas, ilusa como ninguna
Con mirada abstracta y sonrisa muda
Fiel a su estrella y al deseo que no se cumple
Espera inerte ser feliz para siempre

2 comentarios:

skale. dijo...

qué paja!!!
ya me dio ganas de chocolate...
DEBERÍA ESTAR ESTUDIANDO!

Joaquina Maldonado dijo...

YO TAMBIÉN! Debo leer. Odio a Odría del demonio.